Ampeg Portaflex PF500 y PF-210HE

En esta review os acerco la reedición de un clásico fabricado por la marca pionera en amplificación para el bajo, Ampeg, con su serie portaflex, en la que han incluido todos los avances en amplificación a transistores dentro de una cuidada estética vintage.

pf_stack_115hlf_410hlf_pf500rgb_Item

MARCA.
Ampeg comenzó en 1946 bajo el nombre de “Michaels-Hull Electronic Labs”, tras su fundación por parte de Stanley Michaels y Everett Hull, un experto pianista y contrabajista, con el objetivo de ofrecer a los contrabajistas de la época un sistema para amplificar sus instrumentos, del mismo modo que empezaba a hacerse con la recién aparecida guitarra eléctrica.

ampeg-portaflex-series2Los inicios de esta compañía se centraron en la producción de un nuevo microfóno para el contrabajo que Hull había diseñado, y también en la fabricación de amplificadores que produjeran la distorsión mínima al trabajar con las frecuencias graves. Por lo general, los amplificadores de válvulas de la época distorsionaban cuando se sobrepasaba su nivel nominal de entrada, un efecto que desagradaba a Hull, músico de jazz. El micrófono que fabricaban estaba diseñado para entrar en el contrabajo a través del orificio de la pica, y por ello fue bautizado como “Amplified Peg”, la “pica amplificada”, y de ahí se abrevió a “Ampeg”.

EN 1949 Hull se convirtió en el único propietario y cambió el nombre por el de “Ampeg Bassamp Company”. En ese momento nació el primer amplificador de 18 varios con un altavoz de 12″. Más tarde en 1951, aumentan la potencia del amplificador a 20 vatios e instalan un altavoz más grande de 15″. A lo largo de los años 50, Ampeg trabajó sobre esta línea de amplificadores, aumentando las funciones potencia y control llegando a desarrollar en 1959 el modelo con  50 vatios y 2 altavoces de 15″.

En ese momento surge modelo B-15 Portaflex, un amplificador de bajo con tapa superior, con la que se podía guardar el cabezal en el interior de la pantalla. Este modelo con 25 vatios y 1×15″ estableció un nuevo estándar para el sonido y la comodidad en la amplificación. El modelo B-12 de 25 vatios y 1×12″ le siguió en poco tiempo y en 1963 Ampeg creó el 50 vatios con 1×18, el modelo B-18 Portaflex.

Desde ese momento Ampeg ha producido algunos de los productos más innovadores y memorables de la industria musical.

Ampeg persp 2

SERIE PORTAFLEX.
En 1960 Oliver Jesperson creó para Ampeg un amplificador en formato combo en el que su chasis se podía girar e insertar dentro de la caja del altavoz para proteger sus válvulas. Este combo se llamó el modelo “Portaflex” y fue uno de los amplificadores más populares de los 60s.
Estos pequeños amplificadores fueron mejorando con los años. Los modelos más conocidos de “fliptops” de las décadas de los 60′ y 70′ y que todavía se siguen moviendo en el mercado de segunda mano, son los SB-12, B-15N, B-15S, y B-18.

La reedición del modelo Portaflex se ha hecho con la idea de mantener la premisa de ser un amplificador portátil, potente y asequible. Combina el estilo vintage en su diseño del mueble con unos cabezales modernos, el PF-350 y el PF-500. En cuanto a las pantallas han generado varios modelos según el número y tamaño de altavoces , desde 1×15″, 2×10″ y 4×10″. Todas ellas con el acabado en tolex “Black Diamond” y con altavoces Eminence.

Ampeg persp

CONSTRUCCIÓN Y CONTROLES.
El cabezal PF-500 nos ofrece una potencia de 500W a 4 Ohm en un formato ultra-compacto de medidas 36x28x7,6 cm y con tan solo 5 kg de peso. Cuenta con un previo Mosfet y una etapa de potencia clase D.

En su frontal encontramos los siguientes controles, compresor, ganancia de entrada, los tres potenciómetros de ecualización, graves, medios y agudos, en el rango de medios incluye un potenciómetro con el que elegimos la frecuencia a realzar entre 5 posiciones predeterminadas. Un potenciómetro de control para el loop de efectos (con la opción de ser conmutable por pedal con la conexión que se encuentra en el panel posterior) y el volumen general.

Tenemos varios switches en el frontal, el primero un mute (conmutable también desde pedal), un reductor de ganancia de entrada de 15db y dos botones, uno para realzar las frecuencias agudas y otro para realzar las graves y recortar las medias. Estos botones funcionan de la siguiente manera:
ULTRA LOW +2db sobre los 40hz y -10db sobre los 500hz
ULTRA HIGH +9db en los 8Khz

Encontramos también en el panel frontal un led con el texto FAULT con el que nos indica que la temperatura interior está subiendo llegando a desconectarse directamente el amplificador hasta recuperar de nuevo la temperatura óptima donde se vuelve a poner en funcionamiento.

En el panel posterior encontramos un salida directa balanceada (D.I.) para pasar directamente por mesa, con las opciones de pre/post eq, ground/lift y una reducción de 40db en el nivel de salida. Salida directa para el afinador y para el Loop de efectos. Además de las conexiones de entrada de etapa de potencia y salida de previo.

Ampeg cabezal pf500Para esta review al cabezal PF500 le he conectado la pantalla de la misma serie con 2×10″, la PF-210HE. El diseño de la caja está inspirado en el Flip-Top del modelo B-15 utilizando el mismo acabado en BlackDiamond Tolex, panel frontal de rejilla y la característica tapa superior Flip-Top.

La PF-210HE viene equipada con 2 altavoces de 10″ ceramicos Eminence LF y un altavoz de 1″ HF con un potenciómetro de atenuación de 3 posiciones predeterminadas. La caja ofrece 450W a 8 ohms con una frecuencia de respuesta entre los 37Hz y 17kHz.

La serie Portaflex esta diseñada para ofrecer comodidad a la hora de transportar el amplificador, de ahí las reducidas dimensiones de la pantalla,  58,4×53,3×35,5 cm y con un peso de 21,60Kg.

SONIDO Y CONCLUSIONES.
Tras varias pruebas con distintos bajos, te quedas con la impresión de que el PF500 es un cabezal muy versátil, gracias a los realces de graves y agudos junto con el control de frecuencia de medios puedes conseguir rapidamente cualquier sonido, pese a ser un amplificador de transistores mantiene el espíritu del sonido de Ampeg, saturandolo un poco es capaz de sacar un sonido muy en la onda de su estética vintage.

©Earl HarperLa combinación del cabezal con la pantalla de 2×10″ suena francamente bien, yo no soy muy partidario de las 2×10″, son muy practicas por su peso y volumen pero siempre se me quedan cortas en el sonido. Sin embargo con el diseño de esta caja, el hecho de estar cerrada y la posición de los altavoces han conseguido un sonido muy equilibrado. Lo mejor de ella es lo practico de su tamaño, peso y la facilidad para transportarla al llevar las ruedas incorporadas y que con el sistema Flip-top introduces el cabezal, cables, … en el interior y lo llevas todo en un solo bulto.

Quiero agradecer a EGM Guitar Shop por prestarme el material y su tienda para hacer la review de este amplificador. http://www.egmguitarshop.com

DEMO.

Os dejo un video del canal de Ampeg en el que hacen una presentación de la serie Portaflex.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s